domingo, 13 de noviembre de 2011

ESCRITORES NACIONALES Y EXTRANJEROS SE DIERON CITA EN LA CIUDAD DE PUNO


Escribe: Feliciano Padilla

Del 24 al 29 de octubre del año en curso se realizó con notable éxito el VIII Congreso Nacional Lingüístico Literario (VIII CONALL) “Gamaliel Churata”, en los ambientes de la Universidad Nacional del Altiplano. Con este motivo arribaron a nuestra bahía importantes académicos y escritores nacionales y extranjeros. Entre los conferencistas internacionales se notó la presencia de Luisa Delia Pietronave de la Universidad tecnológica Nacional de Buenos Aires; Deysi Acosta Rubiano y Liliana Martínez Granada de la Universidad del Tolima Bogota- Colombia; Enrique Cortez Romero, Adrián Cáceres Ortega y Alex Chamán Portugal de la Universidad Mayor, Real y Pontificia de Chuquisaca-Bolivia y, académicos de otros países hermanos, cuyos nombres no pude registrar personalmente.

Entre los escritores nacionales citamos a Oswaldo Reynoso, Crónwell Jara Jiménez, Óscar Colchado, Omar Aramayo, Feliciano Padilla, Gonzalo Espino, Dorian Espezúa, José Luis Ayala, Mauro Mamani, Vladimir Herrera, Miguel Arribasplata, Juan Alberto Osorio, Jorge Flórez-Áybar, Federico Altmarino Flores, Boris Espezúa, José Luis Velásquez, Bladimiro Centeno, Filonilo Catalina y Wálter Paz Quispe.
La Facultad de Ciencias de la Educación estuvo representada por los profesores Dr. Juan Luis Cáceres Monroy, Dr. Luis Martín Huayllapuma Santa Cruz, M Sc. Jaime Barrientos Quispe, Dr. Francisco Charaja y el, Mg. Luis Enrique Arias y; lógicamente, por  los estudiantes de todos los semestres académicos de la FCEDUC, organizadores del certamen, dirigidos por Mario Tinta Aroni y Verónica Ancco Almonte.

El VIII CONALL ha sido convocado por la Facultad de Ciencias de la Educación de la UNA Puno, por intermedio de una Comisión Central Organizadora conformada por estudiantes de esta Facultad, que la presidió Mario Tinta Aroni, alumno de la Especialidad de Lengua y Literatura de la FCEDUC. Al margen de algunos errores, mayormente de manejo de tiempos y organización cometidos en el día de la inauguración, puede decirse que el congreso fue adquiriendo con el paso de los días, la seriedad que caracteriza a estos eventos. Un balance provisorio, nos confirma el éxito académico logrado por la cantidad y calidad de las ponencias y disertaciones presentadas por los asistentes, de acuerdo al Programa General  preestablecido y; también, por la presencia de estudiantes de Facultades de Educación de muchas universidades del país como La Cantuta de Lima, Universidad de Huamanga de Ayacucho, Universidad de San Luis Gonzaga de Ica, Universidad Jorge Basadre de Tacna, Universidad San Antonio Abad del Cusco, Universidad San Agustín de Arequipa, Universidad Nacional del Santa, Universidad Nacional de Trujillo, Universidad Nacional de Cajamarca, Universidad Nacional del Centro (Huancayo) y la Universidad San Andrés de Bolivia. 

En Puno, que se recuerde, nunca se había visto y escuchado a tantos escritores juntos, todos ellos de reconocido prestigio dentro y fuera del país, salvo la realización del II Encuentro Nacional de Escritores Manuel J. Baquerizo que se llevó a cabo en Puno en el año 2003, convocado por el GRUSEA, organismo dirigido, en aquel entonces, por Jorge Flórez-Áybar y Feliciano Padilla, al que asistieron 42 escritores nacionales y numerosas delegaciones del país.

En el VIII Conall, los horarios de las mañanas fueron dedicados a las conferencias; los de las tardes, a las ponencias y talleres y; los de las noches, a las presentaciones de libros en la Casa de la Cultura del Municipio y a actividades culturales en el Auditorio Magno de la UNA. Tanto la inauguración como la clausura de este congreso corrieron a cargo de la alta dirección de la UNA, representada por el  Rector de la universidad Dr. Lucio Ávila Rojas y los Vicerrectores Drs. Édgar Pineda Quispe y Germán Yábar Pilco.

Fue una fiesta grande del espíritu,  una apoteosis literaria  para el recuerdo como se merece nuestra tierra, por su tradición  y por el prestigio de que goza desde la época de los Churata y que continúa gracias al estudio y praxis de nuestros poetas y escritores que han sabido ganarse merecidamente un lugar de expectación en la literatura nacional. Puno, a través de su universidad y, particularmente, de su Facultad de Educación, una vez más, ha sabido responder con creces el reto de organizar un  congreso de tal envergadura. Los puneños que no asistieron a las actividades programadas y difundidas por los medios de comunicación, sencillamente se las perdieron, porque estas oportunidades no se presentan cada vez.  No soy pesimista, pero, sospecho que pasarán unos quince años más para que se organice otro evento literario de tanta significación como el que tuvo el congreso.

Como no podía ser de otra manera, los temas más recurrentes de las ponencias han estado orientados a analizar, bajo diversas perspectivas, las obras de Gamaliel Churata y José María Arguedas, dos grandes de la literatura peruana, dos escritores que han sentado las bases de la literatura nacional y, adicionalmente las que se refirieron a otros temas como pragmática lingüística y análisis del discurso.

No cabe duda que Puno recordará por mucho tiempo las palabras de un escritor y maestro como Oswaldo Reynoso que habló acerca de la ficción y la realidad y, de la inserción de la jerga en la literatura que, como se sabe, causó un gran escándalo cuando él mismo publicó usando este léxico popular en sus novelas “El escarabajo y el hombre” y “En octubre no hay milagros”, a inicios de la década del sesenta. También son dignos de ser resaltadas las disertaciones del Dr. Gonzalo Espino acerca de la literatura oral, la del Dr. Dorian Espezúa Salmón sobre “Proyectos lingüísticos en la obra de José María Arguedas y Gamaliel Churata”, la del M Sc. Wálter Paz Quispe que presentó una especie de esquema lingüístico para interpretar cualquier tipo de texto con el paradigma del análisis del discurso y; en general, las exposiciones de todos los que presentaron ponencias o dieron conferencias.  Mención aparte merece el escritor nacional Crónwell Jara Jiménez que condujo un taller de cuento las tardes de los días 27, 28 y 29 de octubre.      

Al finalizar debemos felicitar a los estudiantes de la Comisión Central Organizadora  y de las Sub comisiones que trabajaron arduamente para el éxito del VIII CONALL, en las personas de Mario Tinta Aroni, Verónica Ancco Almonte, Zico Rodríguez Cuevas, Fany Mamani Quispe, Amat Mamani Díaz y Tomás Froylán Palaco. Se agradece  también la labor que cumplieron algunos medios de comunicación masiva como Los Andes, TV UNA, Pachamama, Onda Azul, Foro TV y las redes sociales que manejaron estudiantes y profesores de la Facultad de Ciencias de la Educación, sin cuyo trabajo de hormiga no hubiera sido posible el congreso. Aquí, también, debe subrayarse sobremanera la labor de los escritores asistentes por los aportes que hicieron en favor de la cultura y la literatura nacional. Cuestiones formales aparte, yo me quedo con el recuerdo de los escritores y de las noches de bohemia que compartimos con Crónwell, Oswaldo, José Luis Velásquez, Jovin, Wálter, Rossana, Omar, Susana, Monserrat, Valdimir, Mauro… Hasta pronto muchachos y vuelvan siempre a la bahía de Puno. ¡Siempre!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada