viernes, 20 de mayo de 2011

ALIANZA APROFUJIMORISTA EN CAMPAÑA

Escribe: Feliciano Padilla

PRIVILEGIOS PARA ALBERTO FUJIMORI: Es cierto, como dice Alan García, que nadie puede evitar que un presidiario haga llegar sus consejos a otras personas por medio de un “mensajito” oral o escrito. Pero, otra cosa es que se le otorgue tanto privilegio a un delincuente como Fufimori que puede pasearse por las afueras del penal con el coronel PNP Hernán Valdivieso Carpio, tal como fue fotografiado por periodistas en el 2009; que tenga prerrogativas para recibir visitas de todo tipo y a cualquier hora del día; “derecho” para tener toda clase de comodidades dentro del penal; o que; ahora, en plena campaña preelectoral, Fuerza 2011 (el  partido de la familia Fujimori) tenga un local de campaña, justo al lado de la puerta de entrada de la prisión y en la misma cuadra del local de la DIROES. En este local de campaña se ha descubierto gigantografías, polos, gorros, afiches y afines que, luego son trasladados a diferentes lugares de Lima y el país. Es más, por todo lo que se ha informado desde Lima, es el lugar desde donde los dirigentes y activistas de Fuerza 2011 cumplen con las directivas de Alberto Fujimori.

PROBADO: PRESIDIARIOS PUEDEN DIRIGIR ACTOS DELICTIVOS: ¿Es posible que un presidiario pueda planificar, organizar y dirigir una acción a realizarse fuera de la prisión? Las acciones delincuenciales de los últimos años, de las que dio cuenta la prensa nacional, son pruebas fehacientes de que son posibles. Peligrosos delincuentes, sin los privilegios de los que goza Fujimori,  han podido planificar y dirigir actos delictivos como secuestros, asaltos a bancos y asesinatos de gente importante de la actividad económica. Y no se trata solo de noticias, sino, de hechos debidamente comprobados y registrados por la Policía Nacional del Perú. Estos siniestros “jefes”, desde la prisión, dan directivas precisas que son cumplidas por bandas de criminales o sicarios. ¿Entonces por qué dudar que Alberto Fujimori dirija la campaña de Keiko?

ALBERTO FUJIMORI DIRIGE LA CAMPAÑA DE KEIKO: A nadie le parezca extraño, entonces, que Alberto Fujimori dirija la campaña electoral de Keiko, sabiendo que es el único presidiario del país que goza de tantos privilegios que se extiende incluso a un extraño “derecho” de pasearse fuera de la prisión. Las pruebas que se han presentado para demostrar que la campaña de Keiko está digitada desde la DIROES confirman este aserto que la prensa venía sosteniendo desde un primer momento. Lo que sí sorprende es que el presidente de la República manifieste públicamente que no es posible evitar que el “jefe” del fujimorato pueda hacer llegar sus orientaciones con algún visitante a través de mensajes escritos o verbales. Sobre este aspecto, prometió ordenar una pesquisa; pero, hace algún tiempo, cuando Fujimori fue fotografiado paseándose por las afueras del penal, también dispuso otra investigación sin ningún resultado. Entonces, ya podemos prever cuáles serán las consecuencias de esta investigación.

KEIKO ES SOLO LA PARTE VISIBLE DE UNA ESTRUCTURA PARTIDARIA: Otra pregunta es si Alberto Fujimori estaría realmente vinculado a la campaña de su hija. Estamos seguros de que la candidatura de Keiko responde a los intereses de una estructura partidaria.  Keiko no está en el panorama político porque ella quiere ser presidenta, sino porque un clan político así lo ha decidido. La estructura partidaria del fujimorato se encuentra intacta. La presencia de Jaime Yoshiyama (asesor principal y secretario general de dicho partido), de Santiago Fujimori (hermano del delincuente), de Martha Chávez (la misma que justificó la esterilización forzada de más de 100,000 mujeres en el país y amenazó hace poco al juez que sentenció a Fujimori, que pronto pagaría muy caro por el encarcelamiento del ex mandatario), de  Jorge Trelles (ex ministro del fujimorato), de Augusto Bedoya ( ex ministro), de Carlos Blanco (amigo personal de Alberto Fujimori) Milagros de Trazegnies (esposa de Fernando Trazegnies), de Wálter Chacón (ex ministro de Fujimori); así como la presencia de la misma Keiko y de su hermano Kenji Fujimori nos demuestran que esta estructura partidaria está íntegra y activa aunque su jefe se encuentre encarcelado. Absalón Vásquez y Carlos Raffo, también, estarían a la expectativa para asumir los roles que les asigne el partido.  Baste estos ejemplos para confirmar que Keiko es apenas una pieza de esta maquinaria política que pretende tomar nuevamente el poder con el fin de reactivar un gobierno corrupto, genocida y dictatorial.

APRA GARCÍA APOYA CAMPAÑA DE ALBERTO Y KEIKO FUJIMORI: Por los argumentos esgrimidos hasta aquí, la participación de Alberto Fujimori en la campaña electoral a favor de Keiko cuenta con el apoyo del APRA. Creo que no se trata de evitar “mensajitos” de delincuentes, sino de mostrar transparencia en el proceso electoral, tal como exige la ley. Sin embargo, las continuas expresiones de ataque contra Ollanta y de apoyo a Keiko, nos confirman su participación directa en la campaña. Pero ¿cómo pedirle transparencia a quien no hizo nada cuando el periodismo mostró fotografías de Alberto Fujimori paseándose fuera de la prisión junto al coronel Valdivieso Carpio? ¿Cómo pedirle al Apra transparencia si la presidencia del congreso de la república la obtuvo gracias a su alianza con el fujimorismo, con el claro propósito de entorpecer la investigación sobre los “petroaudios”, de encarpetar las leyes más importantes del país, o de tapar los actos de corrupción del gobierno? Todo estaba arreglado porque se encontraba en juego la inmunidad de muchos congresistas del fujimorato, la libertad de Fujimori  y el apoyo que debía prestar a la candidatura de Keiko.

INTERESES COMUNES ENTRE EL APRA Y EL FUJIMORISMO: Existen intereses comunes entre el Presidente de la República y Keiko Fujimori.  Alan García ha manifestado su intención de liberar a Fujimori por razones humanitarias (aduce edad y estado de salud). Su ex ministro Rafael Rey, muy ligado a los sectores fascistas del gobierno y hoy candidato a la vice presidencia en la lista de Keiko, presentó hace algunos meses un proyecto de ley (fue aprobado por el congreso) para amnistiar a todos los militares que purgan carcelería por delito de lesa humanidad. Si Alan García no lo promulgó fue debido a que esa iniciativa del parlamento se convirtió en un escándalo nacional e internacional. Sin  embargo, fue la punta del iceberg para darnos cuenta de lo que se venía tramando desde años atrás y de lo que la estructura política del fujimorato piensa hacer apenas recuperé el poder político con Keiko como presidenta.  No se olvide que quedan pendientes casos de corrupción de cientos de apristas. Alan habría sido involucrado en algunos hechos del Business Track S.A. Desgraciadamente, se han perdido algunos audios comprometedores. Existen otros eslabones más en esta cadena de servicios mutuos: Los delitos de lesa humanidad  como los casos de Cayara y el Frontón no tienen prescripción y pueden ser reabiertos en cualquier momento.

VIRTUAL TRIUNFO DE KEIKO SERÍA SACRALIZAR LA DICTADURA: Un virtual triunfo de Keiko significaría consagrar o glorificar aquel gobierno ominoso que dejó al país en la peor crisis política y moral de la historia del Perú. El Perú que dejó Fujimori tiene que ver con cerca de 10,000 millones de dólares evaporados como por arte de magia y un país en acelerado proceso de  regresión económica. Tiene que ver con 800,000 trabajadores despedidos que trataban de recuperar sus derechos en el gobierno de Toledo. Tiene que ver con el llanto de cientos de madres de estudiantes y pobladores inocentes que fueron asesinados en La Cantuta y Barrios Altos. Tiene que ver con la dignidad pisoteada de los peruanos que fuimos testigos de cómo Fujimori y Montesinos manejaron de modo absoluto el Poder Judicial, la Fiscalía de la Nación, el Ministerio Público, las Fuerzas Armadas, el Poder Electoral y los medios masivos de comunicación. 

TÉCNICOS DE ALTA CREDIBILIDAD Y LA INTELECTUALIDAD PERUANA CONTRA EL RETORNO DE LA DICTADURA: Menos mal, los hombres más lúcidos del país, economistas, profesionales de diversas áreas e intelectuales pertenecientes a distintos colectivos; así como, los profesionales independientes del FORO DEMOCRÁTICO en Lima o del Foro Regional por la Defensa de la Dignidad y la Democracia en Puno, han levantado su voz para desenmascarar a la candidata Keiko Fujimori que hace algunos meses nomás se desgañitaba aullando ¡Yo seré presidente para liberar a mi padre! ¡Mi padre es inocente!
Un virtual triunfo de Keiko sería premiar a quien, en su condición de primera dama, fue cómplice de tantas fechorías. Significaría lavar la cara del hombre más corrupto que hemos tenido los peruanos en el siglo XX. Ojalá no suceda así; pero, si se da, quedaremos con la conciencia tranquila de haber dicho la verdad en momentos en que periodistas mercenarios y, particularmente, empresas encuestadoras con vergonzoso pasado durante el fujimorato  (no se olvide que son las mismas que daban hasta el 70% de aceptación del pueblo peruano respecto de la RE-RE- ELECIÓN de Alberto Fujimori), trabajan arduamente para cumplir los propósitos más nefastos de las transnacionales, los sectores más conservadores del empresariado nacional y del mismo Alan García. Por eso, en esta hora crucial, se impone impedir con  nuestro voto que se premie a la hija de aquel delincuente que sumió al país en la peor desgracia de la historia de la República.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada